MENU

Un consejo financiero inteligente de Rockefeller Junior

Actualizado el Lunes 21 de Octubre de 2019

Esto le ocurrió una vez a John D. Rockefeller Junior, pero no lo confundamos con su padre, John D. Rockefeller, el cual tenía el mismo nombre que él. Para evitar cualquier confusión, sus familiares y amigos le decían Junior.

Él fue el único hijo varón en la familia y fue el quinto y último de entre sus hermanas, por lo que todas las esperanzas de su padre estaban puestas en él, para que administrara toda la fortuna Rockefeller.

Hay que destacar que Junior, además de ser un excelente administrador de los negocios de su padre, también era un gran filántropo, principalmente en el ámbito religioso, en el arte y en la conservación del medio ambiente.

En una ocasión (no se precisa exactamente el año), acudió a Junior un conocido de clase alta para pedirle un consejo.

El problema consistía en que esta persona, hacía un tiempo atrás, le había entregado una fuerte suma de $50,000 (Cincuenta mil dólares) a un amigo suyo, y éste amigo se fue de viaje a Constantinopla, Turquía. El inconveniente era más grave porque su amigo, al parecer no volvió y éste no tenía ningún documento legal para exigirle el pago del dinero.

Por lo que Rockefeller Junior le aconsejó:

Regrese a su casa y escríbale una carta a su amigo reclamándole, no los 5 mil dólares que le debe, sino, 100 mil dólares, por lo cual, es muy seguro que su amigo le responderá con otra carta, en la cual le redactará detalladamente que usted está en un gran error, y que el monto correcto es 5 mil dólares.

Y así, con esa carta que le envíe su amigo, usted tendrá un “reconocimiento de deuda” que le servirá de prueba para exigirle legalmente, ante cualquier juez, la devolución de su dinero o el embargo de algún bien equivalente al monto.

Si usted hubiese estado en el lugar de Rockefeller Junior ¿qué otra forma le hubiese aconsejado a esta persona para recuperar su dinero? Escríbanos.

También le podría interesar:

Una breve anécdota de Cuando EEUU bajo la inflación del 12% al 5% en 4 años